Crimen de lesa humanidad cometidos en La Victoria, Aragua

Policías secuestraron, torturaron y ejecutaron al estudiante  Samuel Enrique Méndez. También dieron muerte al adolescente Josner José Graterol Peralta (16), estudiante de bachillerato, sin embargo el Comisario Douglas Rico, director nacional del órgano de investigación dio la orden de “cuarentear” esos crímenes

El diputado Ismael García aseguró que las próximas horas presentará una denuncia formal ante la Corte Penal Internacional por los asesinatos y hechos de violencia ocurridos en la ciudad de la juventud. Responsabilizó a la alcaldesa Sumiré Ferrara y a su policía FranK Ramírez de la ejecución de Méndez en La Victoria

A nadie le cabe la menor duda de que el régimen de Nicolás Maduro es fundamentalmente sanguinario. Durante los años que lleva Maduro en el poder es mucha la sangre que ha corrido por las calles del país. Maduro, un sujeto de tendencias izquierdistas que salió de la sombra luego que días antes de morir, Hugo Chávez lo declaró su sucesor. Muerto Chávez, Maduro se enraizó en el poder presidencial, al que arbitraria y dictatorialmente invadió el 10 de enero pasado con un show protocolar montado en el Tribunal Supremo de Justicia, con el que quiso mostrar al mundo la “fuerza” de la ideología socialista. A esa pretensión de perpetuarse en el poder, le salió al paso el Parlamento Nacional, única institución legítima en Venezuela, con el ingeniero Juan Gerardo Guaidó Márquez al frente. En el mismo mes de enero la Asamblea Nacional  aprobó un acuerdo que declaró la usurpación de la Presidencia de la República por parte de Nicolás Maduro. En ese entonces los parlamentarios advirtieron que todos los actos que emanen del Ejecutivo en manos de Maduro son nulos y adelantan el marco legal para “iniciar un proceso progresivo y temporal de transferencia de las competencias del Poder Ejecutivo al Poder Legislativo”. Desde entonces Maduro, utilizando a la Guardia Nacional, a la Policía Nacional, a las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), y a las policías estadales y municipales, arrancó una represión que en estos cuatro últimos meses suman casi 60 muertos y más de 300 heridos. Solamente en las protestas y los enfrentamientos ocurridos entre este martes 30 de abril y el miércoles 1° de mayo, tras la liberación de Leopoldo López, hubo cuatro muertos, dos de ellos menores de edad, y al menos 130 heridos, según el Observatorio Venezolano de la Conflictividad Social. Entre esos muertos hubo dos en La Victoria, municipio José Félix Ribas del estado Aragua. El primero fue Samuel Enrique Méndez, de 24 años, estudiante del IUTAR, secuestrado, torturado y asesinado por funcionarios convertidos en “colectivos”. Testigos, que por temor a represalias nos piden obviar sus identidades, aseguran que este joven fue ajusticiado cobardemente por la cúpula de la Policía Municipal que dirigen el Comisionado Frank Ramírez y supervisor jefe, José Jassir, ambos al servicio de la Policía Bolivariana del estado Aragua, pero que están trabajando en la Alcaldía del municipio Ribas en Comisión de Servicio. Ramírez funge como Secretario de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía; mientras que Jassir aparece como Comandante de la Policía Municipal de La Victoria. El vil asesinato del joven estudiante ha causado indignación en La Victoria, donde se afirma que en el crimen aparecen involucrados Edgar Rodríguez, jefe del Terminal de pasajeros; el concejal Omar Rivas; además de Frank Ramírez y José Jassir. También aseguran que el atroz asesinato ocurrió frente a la alcaldesa Sumiré Ferrara, quién es la compañera de vida

El atroz asesinato ocurrió frente a la alcaldesa Sumiré Ferrara, quién es la compañera de vida del policía Ramírez

del policía Ramírez. Algunos miembros de ONG en La Victoria nos informan que, antes de matar al joven Samuel Enrique Méndez, Frank Ramírez junto a Edgar Rodríguez quemaron una camioneta en el sector II de la urbanización Las Mercedes. Igualmente podemos informar que en vista de que Frank Ramírez y José Jassir son oficiales activos de la Policía Bolivariana del estado Aragua, la población, cargando el cadáver a cuesta del joven asesinado fue a manifestar frente al Comando de la Poli-Aragua en Las Mercedes, lanzando piedras y botellas contra ese comando policial e hiriendo a algunos funcionarios. Ese mismo día, 30 de abril, en pleno desarrollo de la Operación Libertad invocada por el presidente interino Juan Guaidó, fue herido de un tiro en el tórax, el adolescente Josner José Graterol Peralta (16), estudiante de bachillerato, titular de la cédula V-30.583.443; quién falleció hoy jueves 2 de mayo en el Hospital Central de Maracay.

La orden de Director del CICPC: “Denle 40 a eso”

Lo escandaloso de lo ocurrido en La Victoria, propio de toda dictadura, fue la orden que recibieron de sus superiores los investigadores del caso. Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) de aquella localidad nos informaron que el propio Comisario Douglas Rico, director nacional del órgano de investigación dio la orden de “cuarentear” (es decir, pasar por alto el delito. No darle curso a la investigación) este par de homicidios. “Coloquen allí que fue una riña entre opositores y afectos al chavismo y cierren ese expediente”, fue la orden que recibieron los funcionarios a cargo de la investigación. Es decir que, este doble crimen quedará impune, porque sus autores no serán investigados, por lo menos, mientras este régimen sanguinario permanezca en el poder.

Alcaldesa Sumiré Ferrara y su policía Frank Ramírez

responsables de la ejecución del estudiante  Samuel Enrique Méndez

El diputado a la Asamblea Nacional, Ismael García, quien fue Alcalde de La Victoria,  responsabilizó directamente a Sumiré Ferrara, actual alcaldesa del municipio Ribas del estado Aragua y a su compañero de vida el policía Frank Ramírez, de la ejecución del joven Samuel Méndez en La Victoria, así como del asesinato de Josner José Graterol Peralta (16), estudiante de bachillerato, titular de la cédula V-30.583.443; así como de los heridos, de la persecuciones en caliente de la gente, de los allanamientos ilegales y de la  práctica de todo tipo de crueldad, por el simple hecho de no aplaudir como focas y ser cómplices del régimen del dictador Nicolás Maduro.

“Sumiré Ferrara es la peor aberración que ha pasado por el municipio Ribas del estado Aragua, no solamente porque se ha dedicado a extorsionar a los comerciantes, a robar, a traficar con los alimentos de los CLAP, sino que además de eso, ahora junto con su pareja, que es el jefe de las mafias que operan en coordinación con los colectivos, en las últimas horas se han dedicado a asesinar jóvenes y a perseguir a quienes se enfrentan a esta tiranía, enfatizó el diputado García.

Samuel Enrique Méndez, de 24 años, estudiante del IUTAR, secuestrado, torturado y asesinado por funcionarios

El parlamentario por el estado Aragua puntualizó que la cruel ejecución de Samuel Méndez y de Josner José Graterol Peralta, más todos los heridos que hubo el 30 de abril, y la situación de amenaza que mantiene en zozobra a los habitante de La Victoria, no ha detenido al pueblo en su lucha por la restitución de la democracia. “Nuestra ciudad de la juventud no se merece que estos delincuentes estén al frente de ella”, dijo.

Ismael García al referirse al Comisionado Jefe de Poli-Aragua Frank Ramírez, dijo que el gobernador usurpador de Aragua Rodolfo Marco Torres, utilizando la figura de “en Comisión de Servicio” lo colocó en La Victoria, para que hiciera y deshiciera, lo que lo hace responsable de la tragedia ocurrida en en la capital del municipio Ribas, acusó. García aseguró que las próximas horas presentará una denuncia formal ante la Corte Penal Internacional por los asesinatos y hechos de violencia ocurridos en La Victoria, la ciudad de la juventud. “Esta solicitud de investigación ante la CPI es por crímenes de lesa humanidad”, acotó.

Finalmente el diputado Ismael García envió palabras de solidaridad al pueblo de La Victoria en estas horas difíciles, donde se les condena por luchar con fuerza por la liberar al país de la dictadura. “Mi solidaridad a los familiares de los fallecidos, a los jóvenes aguerridos de esta ciudad que históricamente han puesto el pecho y la cara para lograr la libertad de Venezuela, y por supuesto la condena más enérgica contra esta atroz y criminal actuación de estos señores que hoy desgraciadamente están al frente de estas instituciones y que más temprano que tarde tendrán que rendir cuentas a las justicias, muy a pesar de que quieran tapar el sol y sembrar evidencias chimbas como lo que pretende el comisario Douglas Rico, Director del CICPC, quien se trasladó a La Victoria para tratar de maquillar la masacre ocurrida, colocando que se trata de riñas entre opositores y gente del régimen”, finalizó el parlamentario.

José Rafael Ramírez
Periodista, CNP 3.141

 

Be the first to comment on "Crimen de lesa humanidad cometidos en La Victoria, Aragua"

Leave a comment