El coronel Francisco Martínez Morillo debe ser destituido de la dirección del Circulo Militar de Maracay

La instalación se ha convertido en un polvorín… donde se mezclan mujeres, licores, drogas y armas… explosivo muy peligroso

La gestión del coronel Francisco Martínez Morillo al frente del  Circulo Militar de Maracay ha sido terriblemente nefasta. El ha convertido esa “… sobria edificación construida por el Servicio de Ingeniería Militar, que no escatimó esfuerzos para que la obra revistiera toda la magnificencia, belleza  y confort, dignos de la admiración de propios y extraños..”; en un gran centros para la ingesta de comidas y bebidas alcohólicas sin control alguno. Ya en enero, Noticias JR alertó sobre esto, pero nada, en este régimen no hay quién escuche. En esas instalaciones, producto precisamente de la bebedera incontrolada de aguardiente, acaba de ocurrir una tragedia, que pudo ser peor, porque hubo plomo parejo. Ocurrió dentro del restaurante Bosque Pino Gastrobar, un negocio exclusivo, que según muchos, es propiedad de la esposa de un alto jerarca de la cúpula militar venezolana. Lo grave es que, para evitarle problemas al gastro’bar, el cadaver, es decir, el muerto, lo echaron para la calle, para el estacionamiento y así el lujoso establecimiento quedaría libre de problemas, en este lamentable suceso.

Merlo Russa, auror del tiroteo

Como se sabe, el pasado domingo 26, en la madrugada hubo un hecho de sangre dentro de las instalaciones del Circulo Militar de Maracay. Allí hubo un muerto y dos heridos y el protagonista fue el oficial Agregado Luis Eduardo Merlo Russa, adscrito a la Dirección de Inteligencia y Estrategia Preventiva (DIEP) de la Policía de Aragua. El suceso ocurrió exactamente a las 3:30 de la madrugada, en el restaurante Bosque Pino Gastrobar, ubicado en el interior del Circulo. Allí hubo un tiroteo hasta con un fusil. Se trató de una riña, que dejó como saldo un fallecido: Antonio Jesús Rojas, de 39 años de edad, y dos heridos, Luis José Hernández Boada, de 29 años de edad, con herida rasante en la región parietal, y al mismo oficial Luis Eduardo Merlo Russa, autor del homicidio, quien presentó traumatismo cráneo encefálico que ameritó 15 puntos de sutura. Según testigos, este fue salvajemente agredido por varias personas enardecidas, luego de que este asesinara a Antonio Jesús Rojas, quien era técnico en reparación de celulares. Un hecho lamentable que se le atribuye a la corrupta gestión del coronel Martínez, director del Círculo.

El coronel Francisco Martínez Morillo tiene más de 4 años en el cargo de director del Círculo Militar de Maracay. En su afán de hacerse súper millonario, ha causando el colapso de la instalación construida bajo el régimen dictatorial de Marcos Pérez Jiménez, por allá en los años de 1950;  hoy convertido en un sitio de uso exclusivo para los denominados: Enchufados.

A este coronel Martínez habría que juzgarlo por ¡corrupto!. En su afán de expandir eso que ya se asemeja a un centro comercial, es decir, para construir más locales, ordenó a inicios de este año, acabar con muchos árboles. El cometió un impresionante ecocidio, del cual el Ministerio de Ecosocialismo y Aguas, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y los gobiernos regional y municipal se hicieron los locos. Se olvidaron que a cualquier campesino que tumbe un árbol para ganar terreno para sembrar, lo enjuician por escocida. Esa es la realidad y lo que molesta al pueblo. En Aragua hubo un caso, poco antes de que Chávez llegara al poder, donde llevaron a la cárcel a un alcalde de Maracay porque, con la intención de construir un elevado en la avenida Las Delicias, con Casanova Godoy, ordenó tumbar unos arbusto. El coronel Molina acabó con un pulmón vegetal en el Circulo Militar, y fue premiado con ser ratificado en el cargo de director de esa institución. ¡Cosas veredes, amigo Sancho!

 

Hasta ahora nadie se ha atrevido a meterse con esa gestión súper corrupta del coronel Francisco Martínez Morillo, director del Círculo Militar de Maracay.  Desde su inauguración, hasta la llegada de la mal llamada revolución, en 1999, el Circulo Militar de Maracay funcionó extraordinariamente, como un sitio de recreación y esparcimiento de la oficialidad venezolana. Era una instalación de mucha prestancia y muy respetada. Los eventos que allí se montaban tenían relevancia nacional e internacional. Lamentablemente todo eso quedó en el pasado. Hoy esa instalación, con el único fin de llenar bolsillos de dinero, es objeto de remodelaciones permanentemente.

Si allí siguen con la incontrolada construcción de locales comerciales para expandir las ventas de comida y licor, tragedias de mayor connotación podrían ocurrir, porque la mezcla de mujeres, licores, drogas y armas, producen un coctel explosivo. Ojalá alguien le ponga el cascabel al gato. El coronel Francisco Martínez Morillo debe ser destituido de la dirección del Circulo Militar de Maracay. Igualmente debe ser enjuiciado por los diversos delitos ambianteles cometidos.

                                          

 

José Rafael Ramírez
Periodista, CNP 3.141
 

 

Be the first to comment on "El coronel Francisco Martínez Morillo debe ser destituido de la dirección del Circulo Militar de Maracay"

Leave a comment