Fiesta de la vergüenza: Juez borracho rodó por el piso

El de círculo amarillo es el juez-presidente del Circuito Penal, Luis Enrique Abello García, el de blanco, un imputado

Un conocido abogado del estado Aragua, bajo el seudónimo de Greg Rucka, (escritor norteamericano, autor de los comics, entre ellos Batman) escribió una nota muy puntual sobre la celebración del “Día del Trabajador Tribunalicio” que se realizara el pasado viernes 31 de mayo en el “Salón Turiamo” del Círculo Militar de Maracay abundaron las bebidas alcohólicas y carnes en abundancia, de pasapalo. Ese relato que hace el abogado, quién en su nota afirma que estuvo presente en esa francachela, no solo se corrobora lo publicado en Noticias JR sobre ese bochornoso evento organizado por el juez-presidente del Circuito Penal, Luis Enrique Abello García (https://wp.me/p7SPUx-9Sy), sino que se abunda en detalles realmente impresionantes, como por ejemplo reconocimientos a empresarios, especialmente carabobeños, así como a litigantes. Igualmente se narra como el juez 4 de Jucio Rodolfo Antonio Ampueda España rodó borracho por el piso. También comenta el hecho de que uno de los implicados, en el caso de los funerarios y sepultureros no se despegara de su juez, el mismo que le dio la cautelar, Néstor Zúñiga (Juez 4° de Control), Se trata de un personaje que hasta hace poco era secretario y ahora es juez con platica. Esa fue realmente una fiesta vergonzosa, donde parte del whisky allí consumido fue el aporte de un abogado que le sirve a dueños de casinos. En fin, ese ágape fue realmente un derrape del que la mayoría de los trabajadores tribunalicios nos han dicho, sienten vergüenza. Veamos la crónica que sobre ese evento narrò Greg Rucka:

Yo estuve en la fiesta del chivo judicial de Aragua y esto fue lo que pasó

“Evocando al escritor Mario Vargas Llosa, ¡claro! salvando las distancias, circunstancias y época, por tratarse un día después, podremos decir cómo lo dijo en su libro y que sirve de título a esta historia: “El pueblo celebra con gran entusiasmo la “Fiesta del Chivo” el treinta de mayo”.

Todo comenzó ese 31 de mayo y no el 30, como la renombrada novela del Premio Nobel, cuando desde la mañana, los jueces y el personal del Palacio de Justicia del estado Aragua, conminados, por orden de “El Chivo Judicial”, para dejar por sentado la incondicionalidad hacia este nada honorable personaje, quien funge de Presidente de ese maltrecho Palacio de Justicia de Maracay; grabaron videos que subirían a las redes, dando no solamente las gracias a la “magnífica gestión” de Abello *(El Chivo Judicial)*, sino también agradecer su llegada a éste, su nuevo feudo. Pudimos observar con suma tristeza, cómo jueces de la talla de Pedro Linares (3° de Juicio) y otros no con tanta talla, pero si con mucha capacidad servil y de negociar con el El Chivo Judicial, tales como Rodolfo Ampueda y Carla Sistra (4° y 2° de juicio), grababan videos que serviría para saciar el ego del adulado “jefe”.

El de azul es el juez de Control Néstor Eduardo Zúñiga Sosa y el de rojo es uno de los imputado por el caso de los funerarios, Luis Bolívar, ese mismo que les entrego cenizas falsas a los familiares de muertos

Mientras esto sucedía, un grupo reducido del personal de Palacio, incluyendo Jueces, en un plan de servilismo al extremo y demostrando la necesidad de acudir a ese acto circense, para ver si de manera fácil obtenían una ansiada bolsa de comida, se prestaron a pedir, por instrucciones del chivo Abello, colaboraciones a propios y extraños, entre ellos a abogados litigantes, privados de libertad y a un sinfín de usuarios de ese mancillado Poder Judicial de Aragua, quienes en su desespero por medidas cautelares, cese de presentaciones, entrega de vehículos y pare de contar, favores judiciales, accedieron, a peticiones indignas y nada ajustadas a derecho; para llevar a la sede judicial comida, enseres, dinero en moneda nacional y extranjera ($), etc., todo ello por instrucciones del chivo, no para hacer un gran acto para los abnegados trabajadores tribunalicios, sino montar se Circo, para exponer su bajo proceder. Alli se dio el adagio que: “El fin justifica los medios”.

Llegada la hora, con bombos y platillos y en actitud rimbombante, comenzaron a llegar los invitados al guateque. Lo que inicialmente parecía ser una festividad para honrar a los trabajadores del ya ultrajado Poder Judicial del estado Aragua, terminó siendo un encuentro del “bichos de toda uña”, es decir, un encuentro entre socios tipo Al Capone, para cuadrar sus próximos guisos y una oda a la actitud prepotente, patán y hasta con signos de misoginia del Chivo Judicial. Comenzó el desfile y en la mesa del Chivo se acomodaron miembros de la plana mayor “roja-rojita” e invitados especiales del Chivo: el Gobernador Rodolfo Marco Torres, un constituyentista, ciertos militares de alto rango, amigos del dueño del circo, los magistrados del TSJ Marjore Calderón (Sala Social), Juan Luis Ibarra (Sala Penal), María Carolina Amelich (Sala Político Administrativa), José Viloria (Secretario de Seguridad Ciudadana), José Viamonte (Contralor del Estado Aragua), Juan Dávila (Corposalud Aragua), Javier Moya (Director del Hospital Central de Maracay), el Comisario Saúl Ramos (Jefe de la DIEP -Aragua); en fin un grupo muy nutrido de personas extrañas al Poder Judicial; sin embargo, muy conocidas en el ámbito del Circuito Judicial Penal del estado Aragua, por ser todos Imputados y acusados en diferentes causas penales de renombre, que se llevan en este Poder Judicial y que gracias a sus favores concebidos se llevó a cabo la tan ansiada “Fiesta de El Chivo Judicial”.

Llama poderosamente la atención que pudimos ver entre los invitados, al implicado, en el caso de los funerarios y sepultureros, quien por cierto aparece en foto tomada muy sonriente, con su juez que le dio la cautelar, Néstor Zúñiga (Juez 4° de Control), quien por cierto, es familiar muy cercano de quien sirvió de puente porque, al igual que el imputado, tiene una Funeraria; pudimos ver al procesado que hizo posible la destitución de la otrora poderosa Juez Penal, venida en desgracia, Maricarmen Amarista.

En esa fiesta oímos, parte de la conversación entre el jefe policial Saúl Ramos y El Chivo Judicial. Este, en medio de sus tragos le dijo: “No te preocupes ya di la orden para hacer un cambio de sitio de reclusión a tu muchacho (Luis Merlo), el homicida del Círculo Militar. Lo vamos a mandar para su casa, porque ya le estamos cuadrando una Medicatura Forense.

Por otra parte también podemos decirles que logramos ver la presencia de invitados cercanos a la destituida Cinthia Meza; es decir, que esta ex jueza aún tiene poder en Aragua. En ese gran sarao reconocieron públicamente, mediante entrega de sendas placas, a los jueces serviles a El Chivo Abello, tales como Geizel Bracamonte y Javier Córdoba. No supimos el por qué le dieron reconocimiento a abogados en el ejercicio, tales como Amarilis Brito y Luís Sequera, pues, ellos no son plantilla del Poder Judicial, en fin, se desvirtuó le esencia de lo que era la celebración del día del trabajador Tribunalicio. Pudimos ver a Jueces que sin desparpajo alguno y ya con el alcohol subido de tono, posaron muy sonrientes con abogados litigantes e Imputados y acusados en los tribunales que regentan, situación que pudiera generar futuras inhibiciones o recusaciones y hasta nulidades por colusión.

Fuimos testigos de cómo El Chivo Judicial en medio de la celebración atacò  a los Jueces que no cumplieron con sus exigencias y peticiones y, lamentablemente, considerado por este testigo de excepción, un bochorno y si se quiere una humillación, oir  como  muchos Jueces en presencias de todos los invitados le agradecían al dueño de la fiesta los favores concedidos; entre ellos la Juez Tina Claro (10° de Control) quien tuvo que dar las gracias públicamente a El Chivo por la recuperación de la salud de su familiar y pare de contar las barbaridades que esa noche tenebrosa ocurrieron en ese lugar.

 

Triste espectáculo el llevado a cabo por el Juez Ampueda (4° de Juicio) quien bajo los efectos excesivos de alcohol, rodó por piso, en un acto realmente deplorable. En fin, tristeza debe dar y las autoridades de Caracas, deben tomar en cuenta que este Poder Judicial de Aragua, sigue siendo, la base de la podredumbre en la que se encuentra sumido el Poder Judicial por culpa de gentuza como esta. Nadie me lo contó, YO ESTUVE ALLÌ.”

Greg Rucka

 

 

 

Be the first to comment on "Fiesta de la vergüenza: Juez borracho rodó por el piso"

Leave a comment