¡Funcionó la justicia! Salieron en libertad los agricultores de Carabobo, estafados por el hijo de la juez Soraya Pérez Rios

La juez Lesily Díaz, del tribunal de 1° de Control del Circuito Judicial Penal del estado Carabobo, firmó hace pocos momentos las boletas de libertad a favor de los hermanos agricultores presos desde el domingo 22 de septiembre, luego que fueran emboscados, cuando atendieron una invitación de la juez Soraya Pérez Ríos, integrante de la Corte de Apelaciones de ese estado, para devolverles el monto dinero que su hijo, Gabriel Acosta Pérez, les había estafados, con una oferta de divisas.

Efectivamente, al mediodía de este martes 1° de octubre de 2019 los hermanos Argelis José y Jorge Arturo Rodríguez Valbuena, así como sus amigos, José Alexander Martínez Pinto y de José Antonio Enríquez Díaz, este ultimo un teniente de la Guardia Nacional Bolivariana, adscrito a Dirección General Contra Inteligencia Militar (DGCIM), recuperaron su libertad luego d permanecer injustamente presos durante 9 días.

Los hermanos Arturo Rodríguez Valbuena (25) y Argelis José Rodríguez Valbuena (26) son unos honestos agricultores, con asiento en la población de Miranda, municipio Miranda del estado Carabobo, a unos 45 kilómetros de Valencia. Resulta que ellos necesitaban unos 5 mil dólares para hacer un negocio relacionado con la actividad agrícola que ejercen. Resulta que Gabriel Acosta Pérez, hijo de Eduardo Acosta Barreto y Soraya Pérez, les ofertó las divisas. Para concretar el negocio, los Rodríguez Valbuena le pidieron a su amigo Miguel Alfredo Zamora que le hiciera una transferencia a Acosta Pérez, el hijo de la juez superior penal, por la cantidad de 20 millones 400

El hijo de la magistrada, Gabriel Acosta Pérez, estafó a los agricultores y su madre puso preso a los estafados

mil bolívares, la cual quedó registrada bajo el número  02539348393 en Banesco. De otra cuenta, cuyo titular es José Alexander Martínez Pinto le hicieron a Gabriel Acosta Pérez la transferencia de 57 millones más, para completar la cancelación de los dólares convenidos. Luego que los muchacho Valbuena cumplieron su parte del trato, se cansaron de llamar a Gabriel Acosta Pérez para que les entregara los dólares y este siempre los evadió. Al sentirse estafados, optaron por comunicarse con madre de este, la juez Soraya Pérez Ríos de la Corte de Apelaciones de Carabobo. Lo lograron y la pusieron en conocimiento de la situación. Pues bien, la señora Pérez Ríos, mostrándose alarmada por la queja de los Rodríguez Valbuena, los citó para fueran a su residencia, ubicada en el edificio Sayonara de la urbanización Los Mangos, para ella hacerse responsable de la deuda según les dijo. Los hermanos Rodríguez Valbuenas le pidieron a dos amigos que los acompañaran a esa diligencia, entre ellos a José Alexander Martínez Pinto, titular de la cuenta desde donde le transfirieron al hijo de la magistrada 57 millones y, de José Antonio Enríquez Díaz, este último un teniente de la Guardia Nacional Bolivariana, adscrito a Dirección General Contra Inteligencia Militar (DGCIM), en el área de Laboratorio de Criminalística. Ellos, como amigos al fin, los acompañaron. La sorpresa fue que cuando llegaron al sitio, los esperaba una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científica, Penales y Criminalísticas (CICPC) al mando del comisario Wilfredo Mendoza, supervisor de Investigaciones de la Sub Delegación Las Acacias, estado Carabobo. Al llegar los muchachos al sitio en una camioneta, fueron abordados por los funcionarios, quienes los bajaron y los detuvieron con el invento del delito de robo, como quedó plasmado en el parte policial: “AVERIGUACIÓN K-19-0066-01859 / DELITO: ROBO / LEY PARA EL DESARME, CONTROL DE ARMAS Y MUNICIONES INGRESO DE CUATRO (04) DETENIDOS/ UN (01) VEHICULO. VICTIMA: SORAYA PÉREZ RIOS, de 52 años de edad, MAGISTRADA DE LA CORTE DE APELACIONES DEL ESTADO CARABOBO.”

Al día siguiente el comisario Douglas Rico, director del CICPC, creyendo en la supuesta fidelidad del parte policial que recibió de parte del comisario Wilfredo Mendoza, les metió el rayón ante el país, al publicar en su cuenta Instagram las fotos de los jóvenes detenidos, con la siguiente nota anexa: “Cuatro detenidos por robo en residencias de Valencia: José Antonio Enrique Díaz (23), José Alexander Martínez Pinto (23), Jorge Arturo Rodríguez Valbuena (25) y Argelis José Rodríguez Valbuena (26), ingresaban a las residencias portando armas de fuego de distintos calibres y someten a los residentes, para despojarlos de sus pertenencias. Mediante arduas averiguaciones realizadas por funcionarios de la Subdelegación Las Acacias se logró aprehensión de los mencionados en la Urbanización Los Mangos, parroquia San José, municipio Valencia del estado Carabobo; fueron recuperados un vehículo, marca Toyota, modelo 4Runner, placas AB616SA e incautados cuatro teléfonos celulares, dos chalecos antibalas, un facsímil de arma de fuego, tipo sub fusil, marca Tippmann A-5, utilizada para practica de paintball y un arma de fuego tipo pistola, marca Star, calibre 9mm. Los detenidos fueron puestos a la orden de la Fiscalía 32° del Ministerio Público del estado Carabobo.”

Luego que noticiasjr.com hiciera la denuncia pública, desenmascarando todo el montaje sobre la detención de los agricultores y sus amigos,  bajo el titulo: Magistrada de Corte de Apelaciones de Carabobo ejecutó monstruoso crimen, donde señalamos que: La abogada Soraya Pérez Ríos, Juez Superior Penal del estado Carabobo urdió deleznable plan para que su hijo Gabriel Acosta Pérez consolide una estafa contra dos agricultores. CICPC se prestó para montar falso robo en perjuicio de los agricultores Argelis José y Jorge Arturo Rodríguez Valbuena que estaban siendo estafados.-. https://wp.me/p7SPUx-aRD ; se activaron los mecanismo judiciales, con eficaz actuación del Ministerio Publico y la Inspectoría de Tribunales, y cuyo resultado hoy no ha sido otro que poner en la calle a estos jóvenes trabajadores del campo, mientras terminan de desenmarañar la trama montada por la juez Soraya Pérez Riós y el comisario del CICPC Wilfredo Mendoza, con la única intención de encubrir la estafa cometida por Gabriel Acosta Pérez, hijo de la integrante de la Corte de Apelaciones del estado Carabobo.

 

 

José Rafael Ramírez
Periodista, CNP 3.141

 

Be the first to comment on "¡Funcionó la justicia! Salieron en libertad los agricultores de Carabobo, estafados por el hijo de la juez Soraya Pérez Rios"

Leave a comment