HACINAMIENTO TOTAL: 149 presos han muerto en calabozos policiales este año

Una Ventana a la Libertad que monitorea 203 comisarías policiales y militares en 15 regiones del país sostienen que en Venezuela hay actualmente más 110 mil presos, de los cuales 60.000 están indebidamente en calabozos policiales

Hambre, hacinamiento y enfermedades conviven en calabozos policiales de todo el país. La realidad que se observa en el interior de los centros de detención preventiva en el país es de terror, lo que evidencia el fracaso de las políticas penitenciarias puestas en marcha por el régimen de Nicolás Maduro.

La organización no gubernamental Una Ventana a la Libertad ofreció recientemente el balance de la situación de los derechos humanos en los centros de detención preventiva durante los primeros seis meses de este año 2019, que contradice en todo lo que afirma constantemente la ministro de Servicios Penitenciarios, abogada María Iris Varela Rangel.

El estudio de UVL se enfocó en 15 estados y, específicamente, en 203 calabozos policiales. Los estados en los que se basó el estudio fueron Distrito Capital, Miranda, Vargas, Zulia, Lara, Bolívar, Carabobo, Falcón, Mérida, Monagas, Nueva Esparta, Guárico, Aragua, Anzoátegui y Táchira.

Las cifras revelan que en toda Venezuela existen más o menos 110.000 presos, de los cuales 60.000 están indebidamente en calabozos policiales. Este número es un estimado debido a la inexistencia de cifras oficiales por parte del Estado. Para los investigadores, estos datos demuestran que los calabozos son las nuevas cárceles del país, a pesar de que están diseñados solo para albergar a los detenidos por 48 horas como máximo.

En el primer semestre de 2019 al menos 149 presos murieron en 204 centros de detención preventiva ubicados en 16 estados de Venezuela. Aunque Una Ventana a la Libertad no monitorea el estado Portuguesa, sí le hizo seguimiento a la tragedia registrada el 23 de mayo del año en curso en la Policía de Páez (Polipáez). En el hecho de 540 presos que habían en los calabozos, 30 presos murieron y 25 reclusos y 19 funcionarios resultaron heridos.

“La tragedia en Polipáez, en Acarigua estado Portuguesa, es el evento más grave que se registró en el primer semestre de 2019 en los calabozos policiales y, además, nos advierte que situaciones similares se pueden registrar en cualquier centro de detención preventiva, pues ninguno de estos espacios cuenta con condiciones óptimas, ni personal calificado, para mantener a personas por más de 48 horas”, advirtió el coordinador general de la organización, Carlos Nieto Palma.

Entre enero y junio los investigadores de Una Ventana a la Libertad (UVL) que monitorean 203 comisarías policiales y militares en 15 regiones del país documentaron la muerte de 119 reclusos por diversas causas.  La convivencia de personas sanas con enfermas es una causa de contaminación permanente que está detrás de las 20 muertes por enfermedades, la mayoría prevenibles y curables. Los reportes de los investigadores de UVL de casos de reclusos que se contagiaron de tuberculosis y enfermedades de la piel, son cada vez más frecuentes.

La confrontación entre privados de libertad, aunado a la presencia de “pranes” que controlan algunos calabozos, facilita el alto número de personas muertas por enfrentamientos entre internos. Los muertos por fugas es una cifra preocupante, pues la mayoría son por armas de fuego durante el intento o en el proceso de recuperación de los fugados. La muerte de 149 detenidos a lo largo del semestre es el colofón de esta sistemática violación de los Derechos Humanos de quienes, violentándoseles el debido proceso a que tienen derecho como establecen las normas nacionales e internacionales, en lugar de permanecer 48 horas en estos espacios, como establece la legislación venezolana, llegan a cumplir hasta tres años en calabozos policiales.

 

José Rafael Ramírez
Periodista, CNP 3.141

Aquí el trabajo fotográfico que prueba lo dicho en toda la nota

Be the first to comment on "HACINAMIENTO TOTAL: 149 presos han muerto en calabozos policiales este año"

Leave a comment