La corrupción se adueño absolutamente de la Alcaldía de Maracay

*** El arquitecto Ángel Chacín Lanza es socio de María Lorena Puche en una empresa que crearon en conjunto para obtener jugosos contratos de Pedro Bastidas y de los hermanos corruptos Rafael y Gerardo Isea desde el año 2009 apenas 4 meses después de haber ganado municipalidad y gobernación respectivamente.

Cuando, con un primer dato en nuestra libreta, arrancamos la investigación sobre la supuesta red de corrupción en la Alcaldía y Cámara Municipal de Girardot, Maracay, estado Aragua, jamás nos imaginamos la verdadera dimensión de lo que en ese ayuntamiento, controlado los revolucionarios, está ocurriendo. Cada vez que metemos el bisturí periodístico en el tema, la secreción purulenta nos obliga a colocarnos una mascarilla para amainar la fetidez que expide.
La denuncia pública tuvo su primer efecto en horas del mediodía del jueves 31 de marzo de 2016, cuando la Contraloría General de la República intervino la Contraloría del Municipio Girardot del estado Aragua y ordenó la destitución de la abogada Alizia Agnelli Faggioli de Tabare, cedula de identidad N° V-7.182.801; y la del hijo de ésta Héctor Enrique Roberto Tabares Agnelli, C.I N° 16.864.585, quién ocupaba el cargo de Director General de ese Despacho. Eso fue calificado como un duro golpe para la banda que opera en esa municipalidad y que denominan los apartamenteros. Afirman nuestras fuentes que la destituida contralora y su familia les alcahueteaban chanchullos y fechorías a los integrantes de esa perversa red de corrupción asentada allí.
Veamos el origen de la “banda los apartamenteros”
En ese Palacio Municipal de Girardot, ubicado en la avenida Las Delicias, construido en la década de los 70, bajo la responsabilidad del extraordinario arquitecto Fruto Vivas, tiene su asiento, es decir, su centro de operaciones un banda de sujetos inescrupulosos que se han enriquecido impresionantemente por vía del chantaje, la extorsión, el robo de terrenos y los negociados con los contratos de obras y servicios.

El padre de la criatura

Luego de la serie de denuncias que hemos publicado, nuestro número de informantes se ha abultado. Muchos son los funcionarios que nos aportan informaciones sobre las actuaciones y andanzas de los denominados los apartamenteros. A muchas de esas informaciones le aplicamos la pinza, es decir, solo le sacamos datos de interés, pero lo demás lo desechamos porque sabemos provienen de personas llenas de odio, por lo que descalifican en extremo a los personajes denunciados y abultan los hechos reales. A otros informantes los sabemos serio y moderados, por lo que valoramos las informaciones que nos aportan. Varios de esos informantes calificados afirman que el padre de la criatura, es decir, de lo que hoy se conoce como banda los apartamenteros, es nada menos y nada más que el ex concejal Ángel Emilio Chacín Lanza, arquitecto. Por años fue edil en este mismo ayuntamiento, representando al partido socialcristiano Copei. El fue la persona encargada durante el primer periodo del también ex copeyano Pedro Bastidas, hoy alcalde por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) de conformar toda la estructura y organigrama municipal en Girardot.
Nos dicen nuestras fuentes que como asesor, Ángel Chacín ha abarcado una larga hoja de vida laboral en distintas alcaldías tanto de la Región Central como de la Capital de la República, jugando en todas ellas un papel ambiguo, cínico y doble-cara, presentándose a sí mismo como “rojo rojito” y experto en materia municipal en las alcaldías que están en manos del gobierno y como furibundo opositor en las que controla la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). De igual manera añade a su “experiencia profesional” cuando se presenta como “asesor” y urbanista de las principales constructoras que operan comercialmente en la ciudad de Maracay, entre las que destacan: el Grupo Alco C.A., de Luis Enrique Coll; el Grupo Dorle, de Francisco Muñoz; Promotora Casablanca, de Francisco Wadskier; Construcciones 1032 C.A, de Richard Haddad; entre otras. Es harto conocido que muchas de estas empresas son las que han desarrollado proyectos inmobiliarios, residenciales y comerciales en las urbanizaciones del norte de la ciudad de Maracay y que han generado un gran malestar y polémica en el seno de la ciudadanía, porque son construcciones que se han levantado desordenamente y en franca violación a las Ordenanzas Municipales, además que son de mal gusto para la cotidianidad del gentilicio maracayero, además afectando el medio ambiente.

Otras actoras

Nos informan que de la mano del arquitecto Ángel Chacín Lanza llegan a la municipalidad de Girardot: María Lorena Puche Calero en ese entonces (año 2009, justamente cuando se iniciaba la gestión de Pedro Bastidas) siendo una profesional de poca experiencia que solo había acumulado algunas horas de trabajo en una institución gubernamental de la ciudad de Caracas, llegó al ejecutivo municipal así como también Luz Marina Useche (previo reenganche luego de haber sido despedida, durante la gestión del entonces alcalde, Coronel Humberto Prieto) y Erick Beni Flores.
¿Y porque hizo eso Chacín? -preguntamos-
Simplemente para así poder manejar a su antojo a esos funcionarios de alto nivel en la municipalidad, no contando él con la pequeña sorpresa de que la Puche Calero en poco tiempo se convertiría en una persona ambiciosa, inescrupulosa, tenebrosa y ávida de dinero fácil que la llevó montar una estructura paralela, (hoy denominada banda los apartamenteros) junto a otros funcionarios con los mismos objetivos corruptos y arribistas señalados en anteriores entregas -entre los que destacan: Keyla Vidal, Vilma Sala, Luz Marina Useche, Jose Kako Sanchez y Erick Beni Flores. Ellos al tomar el control de la Sindicatura Municipal, la convirtieron en una oficina privada para sus intereses y cometieron desde ella cualquier cantidad de anomalías, guisos y corruptelas.

Como se sabe, María Lorena Puche cuando estalló el escándalo huyó del país, pero de buenas fuentes se sabe que está desesperada por regresar con el objetivo de arreglar todo lo concerniente a su situación, respecto a la innumerable cantidad de inmuebles que están a su nombre o testaferros. Nos aseguran que esta situación ha sido aprovechada por su antiguo mentor, arquitecto Ángel Chacín, quien previo contacto telefónico, se reunió con ella fuera de Venezuela a mediados del último trimestre del año pasado. Luego de esa reunión se empezó con la tramitación de su feliz regreso al país y más aún, a la municipalidad de Girardot a cambio de ceder la propiedad de algunos de los tantos inmuebles que de manera mal habida, logró adquirir aquí en Maracay.
Adicionalmente se ha conocido que Luz Marina Useche, otra de las involucradas en este affaire, regresó y está en la ciudad de Maracay. Recordemos que ella también huyó y se había refugiado en su Táchira natal, cuando estalló el escándalo de la banda los apartamenteros. En su larga ausencia, aprovechó para hacer un viaje a Miami, donde se reencontró con María Lorena Puche, en un apartamento que logró por vía de extorsión, en un edificio ubicado en la zona del Doral, siendo la supuesta víctima el constructor Luis Enrique Coll. Se sabe que del proyecto inmobiliario que Coll realizó en mencionada ciudad estadounidense tuvo que desprenderse de un apartamento con tal y recibir el uso conforme para algunos proyectos inmobiliarios que realizo en Maracay. Nos aseguran que Luis Enrique Coll ha estado haciendo gestiones de mensajería entre Puche Calero, el arquitecto Chacín y los otros miembros de la banda los apartamenteros, con la intención de que esta regrese y sea reincorporada en funciones en la alcaldía de Girardot.

La sociedad en la empresa ACROM C.A.

Nuestros informantes, con pruebas en la mano, nos dicen que otra cuestión que quiere solventar el arquitecto Chacín con María Lorena Puche, es la situación respecto a los intereses que ambos tienen en la empresa ACROM C.A. Allí tiene una sociedad dedicada al área de la construcción, arquitectura y proyectos de obras civiles, que aparece asentada en los libros del Registro Mercantil Primero del estado Aragua en el año 2009, cuando entre estas dos personas (maestro y discípula) existía una cordial relación. En esta empresa, según el acta asentada en el registro aparecen como socios los ciudadanos Harold Licciardino Soriano, Ángel Eduardo Chacín Torres (hijo de Ángel Chacín Lanza y la abogada Betty Torres) y Juan Pablo Puche Calero (hermano de María Lorena Puche Calero) y que como bien es sabido dicha empresa fue creada con la finalidad de recibir -como en efecto recibió- contratos por parte de la municipalidad. También del Ejecutivo Regional, cuando los hermanos Rafael y Gerardo Isea controlaban todo en el estado Aragua y con quienes ellos mantuvieron excelentes relaciones personales y comerciales.
Todos se preguntan ¿Cómo pudo una muchacha de clase media y de poca experiencia que creció en la urbanización Calicanto de Maracay ha podido acumular en tan poco tiempo una abultada cuenta bancaria en moneda extranjera, un postgrado realizado en Turquía (pagado con el dinero de los maracayeros) y una cantidad exorbitante de inmuebles? Se habla de más de 30 inmuebles residenciales y comerciales, solo de ella, sin contar los otros tantos inmuebles adquiridos fraudulentamente por los otros miembros de la banda los apartamenteros. La respuesta está en la gran cantidad de irregularidades, sobornos, chantajes y extorsiones cometidas por ellos en la Alcaldía de Girardot en concierto con concejales y funcionarios, como Keyla Vidal, Vilma Sala, Luz Marina Useche y Erick Beni Flores, Jose Kako Sánchez, Yorfre Graterol; quienes han manejado la Sindicatura Municipal, la Oficina de Planeamiento Urbano, la Comisión de Ejidos y Terrenos y la Comisión de Urbanismo; todos ellos aprovechándose de sus cargos y de la relación con los extorsionados, se lucraron sin escrúpulo y descaradamente frente a la comunidad maracayera.
La consecuencia de lo anterior se tradujo en la manipulación, alteración y cambios abruptos de las variables y permisologias urbanas y es lo que ha producido la construcción acelerada e irresponsable de un sin número de edificios en las urbanizaciones: La Soledad, La Floresta, El bosque, La Arboleda, Cantarrana, Base Aragua y San Isidro. En todos esos inmuebles tienen apartamentos cada uno de los miembros de la banda los apartamenteros. Unos a su nombre y otros a través de terceras personas, que le fungen como testaferros.

 

José Rafael Ramírez
Periodista, CNP 3.141
 

lunes, ‎18 ‎de ‎abril ‎de ‎2016, ‏‎6:08:33 p. m.

Be the first to comment on "La corrupción se adueño absolutamente de la Alcaldía de Maracay"

Leave a comment