Los saqueos en Calabozo rayaron en vandalismo

0
401

Calabozo 13/01/2018 (Especial, Francisco Noriega) Numerosos saqueos a los comercios se registraron este sábado 13, en ciudad de Calabozo, estado Guárico. Los eventos rayaron en vandalismo y a muchos de los saqueadores se les escucho decir que hambre y escasez los hace sufrir diariamente.

Previo a los sucesos de hoy, es decir, ayer muchas personas comentaban en la ciudad que los saqueos se ejecutarían hoy sábado 13, como efectivamente ocurrió. Fue a partir de las diez de la mañana cuando comenzaron los saqueos en diversas zonas del municipio “Francisco de Miranda”, siendo el centro de acopio de Mercal uno de los primeros puntos de saqueo. De allí extrajeron grandes cantidades de alimentos. A muchos se le vio correr por las calles con bultos al hombro.

Comerciantes extranjeros del centro de la ciudad fueron los principales afectados en esta ola de saqueos. Con tristeza y amargura reflejada en sus rostros los comerciantes hicieron acto de presencia en establecimientos, observado cómo les robaban la mercancía. No tuvieron ningún tipo apoyo por parte de las fuerzas policiales del estado, que nunca hicieron acto de presencia para detener semejantes actos vandálicos.

En sectores populares como Vicario II, Veritas y Pinto Salinas, también se registraron numerosos saqueos. Las personas que realizaban dicho acto, tomaron grandes cantidades de alimentos de los establecimientos hasta dejarlos completamente vacíos y con numerosos daños estructurales, para luego darse a la fuga. Uno de los establecimientos más afectados por los saqueadores fue el popular supermercado llamado “Orituco”.

Durante toda la mañana los hechos fueron transcurriendo sin un control alguno por parte de las fuerzas del estado. Aproximadamente a la una de la tarde se observaron helicópteros de transporte del ejército sobrevolando la ciudad, en un intento de “dispersar la situación” pero los vándalos al observar que no eran ni reprimidos ni aprendidos, continuaron saqueando, los comercios de víveres y de ropa, como Macuto. Ni las caucheras se salvaron.

Finalmente, luego de tres horas de saqueos sin cesar, fuerzas policiales se hicieron presentes, dispersando con gases lacrimógenos y perdigones a quienes aún se encontraban arremetiendo contra distintos comercios del casco central. Varias personas resultaron heridas de gravedad. Se conoció oficialmente que al menos 112 personas fueron detenidas y llevadas al comando de la milicia señaladas por los actos vandálicos registrados en esta ciudad.