Partió el Pedro de los tubazos y los grandes titulares

Foto Gustavo Adolfo Bauer Griman

Ayer partió o cambió de paisaje Pedro Soscún Machado, así es como se ha transformado el leguaje para decir que murió o falleció, que es más suave. Lo que no puede cambiar es los que fue Pedro, lo llamo así porque era mi amigo cercano. Y es que Pedro no era ni periodista ni locutor, pese a que tenía su titulo de comunicador social otorgado por la Escuela de Periodismo de la Universidad del Zulia,  y su certificado de locutor otorgado por el Ministerios de Transporte y Comunicación por ley desde el gobierno de Eleazar López Contreras.

Pedro era mil veces mas que eso títulos y grados, era una personalidad de un profundo amor y vocación por su profesión, un periodista 100% como los que integramos este GRUPO.

 

Era un amigo tenaz, obcecado por sus afectos, y por supuesto, severo como el que más profesionalmente así tuviera que confrontar con quien no lo estaba haciendo éticamente ajustado a nuestro código, porque es la primera ver que lo digo, con Pedro en el grupo… NOSOTROS SOMOS UNA COFRADÍA DE CONJURADOS 100%.

 

Pero Pedro no nació como periodista, nació como músico popular que era su otro gran amor. Y desde muy joven, se integró como vocalista de Los Bravos, un conjunto de música “raspa canilla” que competía con las grandes grupos del Zulia, Los Master, Los Blancos, Los Imperial y el Súper Combo Los Tropicales, llegando a crear una guaracha que competió hasta hoy con el vallenato, y toda esta historia viene a que Pedro era guajiro, nacido en Sinamaica, capital de la Guajira Venezolana.

Y antes de que Pedro fuera periodista anduvo cantando y cargando bártulos para actuar como principiante en los bailes de las ferias de Sinamaica, Machiques, Santa Bárbara del Zulia, El Guayabo y El Vigía.

 

En algún momento, emulando a su primo primero Manolo Silva Machado, a quien admiró y respetó como a un padre, apareció un día en la redacción del Diario Critica, de la Cadena Capriles como “escribidor de noticias de sucesos” por sus conexiones con la oficina de presa de la Policía.

 

Ahí apareció otro Pedro, el Pedro de los tubazos y los grandes titulares, hasta el punto de cuando ocurrió el asesinato de Ezequilito Semprun Cedeño, figura clave en una hora oscura criminal del Zulia, cuando se origino la matanza de las familias Semprun-Meleán, y que aun perdura con variantes. En ese entonces Pedro se encerró en la emergencia de la Clínica Dámper con “su” fotógrafo, Jorge Villalobos, hasta que comenzara a circular la edición de Panorama, para luego darle “el tubazo” a PANORAMA sobre el hecho criminal mas sonado del Zulia a través del diario EL VESPERTINO  para el que trabajaba.

 

Su paso por la radio es el que la gente más recuerda y comenta por la actualidad y porque Pedro estaba activo todos los días a través de su “Informativo Satelital”, pero antes que eso Pedro fue músico de “raspa canilla”, periodista de sucesos, pero desde su niñez, que conozco por FAMILIA, fue un buena gente perfecto. Quienes anduvimos con él lo recordaremos por siempre. Finalmente, porque Pedro era incansable logro tener su propia orquesta por donde volvió a recorrer sus caminos porque pero era simplemente un hombre de nuestros pueblos.

 

Oscar Silva Araque

Be the first to comment on "Partió el Pedro de los tubazos y los grandes titulares"

Leave a comment