SECUELAS DE UNA MASACRE: Renuncias masivas de funcionarios del CICPC

0
12664

***Comisarios e inspectores sostienen que la diáspora de funcionarios del CICPC se debe a la conducta alcahueta de la directiva de la institución, en el caso de ejecución del Inspector Oscar Pérez y sus acompañantes.  Con esa inmoral actuación, los jerarcas de este cuerpo, están inequívocamente originando su desmantelamiento

En días pasados publicamos un trabajo donde señalamos que después de la ejecución de Oscar Pérez, en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas la procesión va por dentro, y con el transcurrir de los días, eso se ha ido materializando.

La información que recibimos de adentro de la institución, es que aproximadamente un 90 por ciento de los funcionarios del CICPC sienten un profundo dolor, por la criminal manera, como llevó a cabo el procedimiento contra el inspector Pérez, a quien califican de héroe.

La masacre del régimen contra Oscar Pérez y sus compañeros fue bárbara e injustificable, sostienen, y este sábado 20 se agravó, cuando el régimen ordenó sepultar arbitrariamente y sin el velatorio religioso, los cuerpos de sus propias víctimas.

Para sus familias y para el país entero, el dolor es intenso, pues no solo se conformaron con asesinarlos con vileza, sino que además privaron a sus madres y padres, hijos, sobrinos, hermanos, esposas, amigos y compañeros de trabajo, de elevar, a cuerpo presente, sus plegarias al cielo, por el eterno descanso de sus almas.

Volviendo al temas que origina esta nota, debemos informar que a hasta este momento son aproximadamente unos 60 funcionario del CICPC en todo el país, que han renunciado a sus cargos, desde el mismo momento cuando, el lunes 15 de enero pasado, el país y mundo entero observó en vivo y en directo, el atroz hecho criminal, donde el Inspector y piloto Oscar Pérez y a sus acompañantes fueron fusilados, en franca violación a normas sagradas establecidas en el Estatuto de Roma y la Corte Penal Internacional, que referido a los crímenes de guerra. En esta ley universal se establece penalización por “Dar muerte o herir a un enemigo que habiendo depuesto las armas o no teniendo medios para defenderse se haya rendido a discreción.

“Sumado a las renuncias masivas, sabemos que muchos funcionarios que aún no han presentado sus cartas renuncias, están arreglando sus documentos para irse de nuestra muy amada institución y del país”, nos dijo un comisario, quién además nos aseguró que: “la directiva de CICPC, en estos momentos es incapaz de frenar la diáspora. Es mucho el descontento, y por muchas razones. Puedo afirmar -dijo- sin temor a equivocarnos,  que el asesinato de Pérez y sus muchachos es la gota que está derramando el vaso.”

Otro funcionario, un inspector jefe, nos dijo que “lamentablemente los mal llamados comisarios generales, que hoy forman parte de la cúpula de la institución no tienen el valor de asumir su papel. Sabemos que muchos de ellos no son afectos a este régimen asesino, pero de lo que si estamos seguro, es que son es unos cobardes, aferrados a sus puestos y a las comodidades que las circunstancia les brinda. Ellos no piensan que esa indolencia y falta de honestidad para con ellos mismos, manchan cada día más el futuro, no solo del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, sino también el de ellos, de sus hijos, de sus familias y del país. Puedo asegurarle al país, que en el CICPC hay un dolor intenso, que sin lugar a dudas, la está llevando inequívocamente a su desmantelamiento. Mi generación en esta institución, la llamada gerencia media, jefes de grupos, jefes de brigadas, los que tenemos mayor contacto con la tropa, está profundamente dolida y sumamente molesta con esta política de gobierno, responsable de tantas renuncias en estos últimos tiempos”, nos dijo.

Otros sostienen que el comisario Douglas Rico, director del CICPC, pudo haberle salvado la vida al compañero Oscar Pérez, pero fue incapaz de llamar al ministro Néstor Luis Reverol o en su defecto al presidente Nicolás Maduro para pedirles que lo dejaran intervenir como mediador en la entrega de su subalterno y sus acompañantes. Era lo menos que podía hacer, pero lamentablemente no lo hizo. Dejó que los masacraran a ojos del mundo entero y eso debe pesarle en su conciencia.

Todos estos puntos señalados son los que han generado esta rebelión, que ya no tan silenciosa, en el seno del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, y con renuncias masivas de funcionarios incluidas.

 

José Rafael Ramírez
Periodista, CNP 3.141
 

OTRO PRONUNCIAMIENTO: Más funcionarios del CICPC continúan el mensaje de lucha en contra del narco régimen!.- https://www.youtube.com/watch?v=Q0h-BxC0Ruk

Nota relacionada:

Después de la ejecución de Oscar Pérez, en el CICPC la procesión va por dentro http://www.noticiasjr.com/despues-de-la-ejecucion-de-oscar-perez-en-el-cicpc-la-procesion-va-por-dentro/