Yeison Cohen: El boxeador venezolano que libra un duro combate por su vida en una Unidad de Cuidados Intensivos en Colombia

0
327

*** Yeison Cohen huyó de Venezuela tratando de esquivar, en Colombia, los duros golpes que el hambre y a su familia

*** La familia del boxeador que migró de su país en busca de un mejor futuro, no ha podido ingresar a Colombia y no tiene cómo asumir los gastos médicos

 Yeison Cohen está contra las cuerdas, sostiene desde una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) la pelea de su vida; escribió en la red el colega colombiano Bernardo Sanabria de Noticias RCN.

El primer asalto de Cohen no se dio en un cuadrilátero, si no en las calles de su natal Venezuela, fue un combate sin réferi, sin reglas y no fue a mano limpia.

Con sus puños como única materia prima, Yeison Cohen huyó recientemente de Venezuela tratando de esquivar, en Colombia, los duros golpes que el hambre le daba no solo a él, sino también a su familia. En barranquilla creyó encontrar la oportunidad con la que daría un golpe de suerte, pero mientras se enfrentaba contra Hugo Berrio en los 122 kilogramos, recibiría un golpe bajo por parte de los organizadores de la pelea. El evento no contaba ni siquiera con una ambulancia en caso de emergencia.  Nocaut fulminante para el púgil venezolano. Mientras permanecía en la lona recibió otros golpes certeros: su abuela murió y su esposa con un bebe de 4 meses en brazos no ha podido atravesar la frontera para darle fuerza en la difícil pelea que sostiene contra la muerte.

Entre tanto la familia de boxeador espera noticias sobre su estado de salud. El boxeador Yeison Cohen sigue en estado de coma, tras la pelea que se cumplió sin los permisos requeridos. Su hermana asegura que recibió menos de los 8.000 pesos que le pagaban por combate. Dicen que los médicos lo despertarán del coma inducido, para comprobar cómo ha sido su evolución médica, especialmente en la parte neurológica.

Gilberto J. Mendoza “Brindaré todo mi lado humano como presidente de AMB”

El venezolano Gilberto Jesús Mendoza, presidente de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) ofreció la semana pasada una rueda de prensa en el hotel El Prado, el mismo que fue escenario donde el pegador venezolano Yeison Cohen sufrió su lamentable accidente cuando peleaba frente a Hugo Berrío, en la cartelera que organizó la empresa Cuadrilátero, el pasado viernes 2 de marzo.

Mendoza fue enfático en extenderle a su compatriota todo el apoyo necesario para que su salud mejore. “Brindaré todo mi lado humano como presidente de AMB.” Cohen, de 28 años, permanece en la UCI de la Clínica General del Norte donde se recupera de un edema cerebral. Expresó “su apoyo a la familia y al pegador” y dijo que “se están gestionando los permisos para que la esposa de Yeison (Anna Karin Gintili) y sus hijos lleguen a Barranquilla”.

“Este es un deporte de alto riesgo y debemos tomar los correctivos necesarios para que esto no vuelva a suceder. Queremos respaldar a la familia de este muchacho y trabajar de la mano con la Federación Colombiana de Boxeo. Brindaré todo mi lado humano como presidente de la AMB a este caso”, destacó Gilberto J.Mendoza.

“Hay un vacío legal que hay que atacar. Fiscalizar todos púgiles venezolanos que pasan la frontera en busca de mejores oportunidades para su familia. Hay que educar y hacerle saber al boxeador, que debe tener conciencia para que se haga todos sus exámenes periódicos”,  agregó Mendoza.

Hugo Berrío: “Sigo rogando por Yeison”

El púgil colombiano Hugo Berrío que sostuvo el combate frente a Yeison Cohen el pasado viernes, estuvo ayer con otros pegadores en la rueda de prensa que realizó el presidente de la AMB, Gilberto J. Mendoza. Berrío no pierde la esperanza y cree que la recuperación de Yeison se dará. “Las últimas horas no han sido tranquilas para mí. Sigo rogando por Yeison para que se recupere”, expresó Berrío, quien días atrás brindó una ayuda económica a los familiares de su colega para que se desplacen en la ciudad.

Boxeadores venezolanos rezan por la salud de Yeison Cohen

Las risas y las bromas en el gimnasio Cuadrilátero no están a plenitud. Todos los boxeadores y entrenadores que hacen parte de esta empresa están al tanto de lo que sucede con la salud del venezolano Yeison Cohen. El pegador, de 28 años, peleó el pasado 2 de marzo ante Hugo Berrío y en el octavo asalto se desplomó en su esquina y fue llevado hasta la Clínica General del Norte donde permanece en estado de coma tras sufrir un edema cerebral. Franklin y Héctor Manzanilla, Hermes Soto, Leonardo Padilla y Melbyn Hernández, siguen atentos a la evolución médica de su compatriota en la clínica General del Norte.

Franklin Manzanilla

Franklin Manzanilla, crédito venezolano de 29 años, fue uno de los que auxilió a Cohen cuando este estaba sin reacción en el ring y lo llevó en un taxi hasta el centro de atención médica. Manzanilla, quien llegó a territorio colombiano hace siete meses, peleó esa noche en El Prado ante Francisco Herrera y salió victorioso luego de noquear.  Manzanilla fue una de las personas que ayudó a Cohen a llevarlo a la clínica.

“Yeison estaba haciendo una buena pelea. Para mí estaban empatados y de repente, faltando el último round, se desplomó. No reaccionaba hasta que lo sacamos del hotel El Prado. Cuando lo llevamos en el taxi él quedó acostado hacia mi pecho. No respiraba, cuando íbamos llegando a la clínica, suspiró. Lo atendieron rápido”, expresó.

Pese a que no era su amigo, Manzanilla sabía de Cohen. “Realmente no lo conocí bien en Venezuela, pero sabía que había competido aquí en Colombia con los mejores. Lo vi pelear y era un guerrero, un guerrero de Dios, como decía en su pantaloneta”.

Manzanilla es púgil de la división de los súpergallo y con un récord de 17 victorias (16 por la vía del sueño) y cuatro derrotas. Franklin, así como sus compatriotas Leonardo Padilla, Melbyn Hernández, Hermes Soto y su hermano Héctor Manzanilla, siguen rezando por la salud de su colega.

“Él es un guerrero que está viviendo una situación difícil, pero tenemos la fe de que se va a levantar. Nosotros queremos mucho a Colombia y estamos agradecidos con la gente. Aquí entrenamos y aquí estamos para seguir adelante”.