Deprecated: Elementor\Utils::is_ajax ha quedado obsoleto desde la versión 2.6.0. Utiliza wp_doing_ajax() en su lugar. in /home/ydk8p5tuejiy/public_html/wp-includes/functions.php on line 4859
Trama para una novela: Hechos extraños rodean la muerte del abogado “Carlucho” Malaspina – NOTICIAS JR

Trama para una novela: Hechos extraños rodean la muerte del abogado “Carlucho” Malaspina

*** Un hecho que llama poderosamente la atención es que 27 días antes de ocurrir el fallecimiento del guariqueño Carlos Alfredo Malaspina Moya, el Fiscal Provisorio 158° del Área Metropolitana de Caracas, Jairo Ramón Gutiérrez Arráiz, autorizó la cremación de su cadáver

Los hechos que rodearon el lamentable fallecimiento del distinguido abogado guariqueño Carlos Alfredo Malaspina Moya, C.I N° 8.554.757, ocurrido el día martes 07 de mayo del año 2019, fácilmente podríamos utilizarla como trama para la elaboración de una novela. Esa tragedia tiene elementos que llevan a creer que “Carlucho” Malaspina poseía el don de la ubicuidad, palabra del origen latín “ubique”, que significa “en todas partes”. En teología, el término ubicuidad se refiere al don divino, que posee D-os, de estar al mismo tiempo en todas partes.

Debemos señalar que para el desarrollo de la trama novelesca, lo verosímil es aquello que tiene apariencia de verdadero, que resulta creíble para quien lo observa. Esto no implica que se trate de una situación real, sino que es transmitida en un contexto determinado, respetando una serie de reglas y manteniendo un nivel aceptable de coherencia entre los diferentes elementos que la constituyen. Dentro de una obra (ya sea un libro, una representación teatral, una película, etc.), la verosimilitud está vinculada a la coherencia dentro de un universo propio. Es importante no confundir lo verosímil con lo real o lo verdadero. La verosimilitud se relaciona con el respeto por las normas internas de la obra. Por lo tanto, el espectador o lector cree que lo expuesto es coherente o congruente, aunque sepa que es irreal, fantasioso o ficticio. El autor debe respetar las reglas del género y aquellas que el mismo se ha auto impuesto para lograr que su obra sea verosímil. Por ejemplo: en un dibujo animado con caricaturas, si un personaje se cae desde un precipicio y luego sigue caminando sin ninguna herida, la escena resulta verosímil. En cambio, si tras la caída el personaje muere y se lleva a cabo su funeral, lo narrado será inverosímil en ese contexto, aún cuando la escena pueda ajustarse a las normas del mundo real y en esa dirección queremos transitar para presentarles lo ocurrido con este caso de la extraña muerte de “Carlucho” Malaspina, donde evidentemente operó una mano negra, con fines inconfesables y, según la trama de esta novela, podría tener penando el espíritu de este llanero, según la teoría de los médiums, que son persona a la que se considera dotada de facultades paranormales de percepción extrasensorial, que le permitirían actuar de mediadora en la consecución de fenómenos parapsicológicos o comunicaciones. Cuando una persona muere, nos es difícil asimilar ya no verla ni tenerla cerca. Y a pesar de que físicamente ya no está, se dice que ella siempre buscará la manera de estar en contacto con quien ella quiera; y, tal vez eso es lo que está pasando con “Carlucho”.

El volcamiento

El medio digital Notipascua, en su página web https://notipascua.com/ reseño en su oportunidad lo siguiente: “Una falla mecánica provocó el vuelco de una camioneta a la altura del sector El Roble de la carretera nacional Chaguaramas – Memo, en el estado Guárico, la tarde de este lunes 29 de abril de 2019, dejando como resultado a los dos tripulantes gravemente heridos. El aparatoso vuelco dejó a la unidad lejos de la calzada y parcialmente destrozada. El conductor quedó identificado como Luciano Pascualino Lemmo Mirra y su acompañante como Carlos Alfredo Malaspina Moya de 59 años. Lemmo Mirra conducía el vehículo marca Chevrolet, modelo Silverado, placas A81AK5A, año 2011, color Azul. Ambos fueron auxiliados y trasladados hasta una clínica privada del municipio Infante, donde los galenos de guardia le diagnosticaron a ambos politraumatismos graves. Quien sufrió la peor parte fue Carlos Malaspina, quien al parecer no tenía puesto el cinturón de seguridad y salió expelido del vehículo en pleno vuelco. Malaspina fue referido y trasladado en horas de la tarde a un centro médico de la ciudad de Caracas. Luciano tiene su residencia en la avenida Las Industrias entre Av. Libertados y Av. Circunvalación mientras que Carlos Alfredo reside en la calle principal del sector Guamachal. Al cierre de esta nota informativa se desconocía el estado de salud de ambos heridos.”

Efectivamente, “Carlucho” Malaspina resultó gravemente herido en ese accidente de tránsito ocurrido el día 29 de abril de 2019, en carretera nacional El Sombrero- Chaguaramas, a la altura del sector El Roble, dónde volcó la camioneta conducida por él multimillonario empresario hotelero Lucciano Pascualino Lemmo Mirra, C.I N° 5.623.949. Según el informe primario de transito, el exceso de velocidad fue una de las causantes del accidente. El abogado Malaspina Moya y el hotelero Lemmo Mirra fueron trasladados de inmediato a la Clínica Los Llanos de Valle de la Pascua, ciudad capital del municipio Leonardo Infante, del estado Guárico. Las heridas sufridas por “Carlucho” Malaspina en ese lamentable accidente eran de tal gravedad que los médicos recomendaron que lo trasladaran a la Clínica Metropolitana de Caracas y así se hizo. Allá los médicos hicieron todo lo posible para salvarle la vida, pero lamentablemente falleció el día miércoles 07 de mayo del mismo año 2019.

El arrollamiento

Lo insólito en la muerte del abogado Carlos Alfredo Malaspina Moya, de 59 años de edad, integrante de una poderosa familia de productores agropecuarios del estado Guárico; y, que nos ha motivado a interesarnos periodísticamente en “esta novela”, es que, luego que muere en la Clínica Metropolitana de Caracas el protagonista de esta historia, a consecuencia de las múltiples fracturas sufridas al salir expedido de la unidad en pleno vuelco ocurrido en la carretera nacional El Sombrero-Chaguaramas, aparece un acta suscrita por el Supervisor Jefe (CPNB) Eliano Acosta, Jefe de la Sección de Investigaciones de Accidentes Penales del Servicio de Transito Autopista Caracas, donde se destaca que la muerte de “Carlucho” Malaspina se produjo a consecuencia de: “Arrollamiento a peatón con fuga, con una persona lesionada, posteriormente fallecida. Suceso ocurrido el día miércoles 1° de mayo de 2019 a las 12:30 de la madrugada en el sitio denominado Autopista Francisco Fajardo, a la altura de la Bomba Texaco, sentido Oeste-Este, en Caracas…” Es decir, que según ese parte oficial, el profesional del derecho  andaba deambulando a media noche por esa peligrosísima autopista caraqueña y un vehículo lo arrolló y que luego el conductor del auto que lo arrolló se dio a la fuga; cuando en la realidad, según los partes médicos, en ese momento Carlos Alfredo Malaspina Moya se encontraba en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Metropolitana. ¡Habráse visto!

Indagamos más y nos encontramos con que, en el expediente que maneja el Ministerio Público, el doctor Carlos Alfredo Malaspina Moya fue víctima de arrollamiento a peatón y fuga con una (01) persona lesionada posteriormente fallecida, hecho ocurrido el día miércoles 01 de mayo del 2019 a las 12.30 am en la Autopista Francisco Fajardo frente a la Bomba Texaco de la ciudad de Caracas. Está investigación fue notificada al Fiscal 158° del Ministerio Público del Área Metropolitana de Caracas, con competencia en materia de Accidentes de Tránsito, a cargo del abogado Jairo Gutiérrez. Evidentemente ese procedimiento fue totalmente manipulado y amañado, pues la verdad de los hechos es que el fallecimiento de “Carlucho” Malaspina, fue consecuencia de las heridas sufridas por este, en el accidente de tránsito ocurrido el lunes 29 de abril de 2019, en jurisdicción del estado Guárico. Inexplicablemente apareció ese procedimiento en la ciudad de Caracas, obviándose el verdadero expediente del estado Guárico. En principio podemos informar, que toda esta maraña podrían haberla ejecutado con la intención de que no se investigue al empresario hotelero Lucciano Pascualino Lemmo Mirra, conductor responsable del accidente, sin embargo, será una investigación imparcial, la que determine la verdad de todo esto.

La cremación del cadáver

La lógica y la ley prohíben la cremación de cuerpos que sufrieron muerte violenta, ya sea por accidente, homicidio doloso, feminicidio o suicidio, esto por las razones mismas de la investigación; sin embargo con Carlos Alfredo Malaspina Moya ocurrió algo muy sui géneris, es decir algo muy peculiar, que no coincide exactamente ni con la ley ni con la lógica, sino que es algo distinto, que debe ahora ser objeto de una minuciosa investigación penal.

Resulta que en fecha 10 de abril de 2019, es decir 27 días antes de ocurrir el fallecimiento de Malaspina, el Fiscal Provisorio 158° del Área Metropolitana de Caracas, Jairo Ramón Gutiérrez Arráiz, autorizando la cremación del cadáver: “…practicado al cadáver de quien en vida respondiera al nombre de CARLOS ALFREDO MALASPINA MOYA, titular de la cedula de identidad N° 8554757, en la cual concluye que la causa de la muerte fue por TROMBO-EMBOLISMO PULMONAR SEVERO COMO COMPLICACIÓN POR HECHO DE TRANSITO. Es por lo que esta Representación Fiscal AUTORIZA la cremación al CEMENTERIO DEL ESTE, al cadáver de quien en vida respondiera al nombre de CARLOS ALFREDO MALASPINA MOYA…”

La cremación del cadáver de “Carlucho” Malaspina causa mucha extrañeza y, más aún por la premura con la que se llevó a cabo. ¿Por qué un representante del Ministerio Publico autorizó esa cremación si esa muerte se produjo en circunstancias violentas? ¿Cómo haría algunos herederos si quisiera solicitar la exhumación del cadáver, porque no están conformes con la autopsia practicada? ¿Qué se escondió detrás de esa inusual cremación del cadáver? ¿Quién pagó para la ejecución de toda esta patraña? Podríamos presumir que se esté frente a un homicidio y que había que borrar todas las huellas. En fin, se impone una investigación.

This novel will be continue

 

José Rafael Ramírez
Periodista, CNP 3.141

 

 

 

 

Sé el primero en comentar en «Trama para una novela: Hechos extraños rodean la muerte del abogado “Carlucho” Malaspina»

Dejar un comentario